LA SOCIEDAD COOPERATIVA SAN RAFAEL. SESENTA Y TRES AÑOS FABRICANDO ORO LÍQUIDO

INTRODUCCIÓN AL COOPERATIVISMO

La idea y la práctica de la cooperación aparecen en las primeras etapas de la civilización, respondiendo a una vocación natural o buscando protección y amparo frente a las fuerzas de la  naturaleza y la acción de otros hombres, convirtiéndose en una necesidad y en la base fundamental de la cultura de la humanidad. Cuando el hombre se asocia, lo hace para cooperar. La cooperación es un hecho y un valor del ser humano, y en tal sentido requiere de un fin que justifique su existencia. Estos fines son clasificados como fines sociales y fines económicos. Los fines sociales de la cooperación se enmarcan en la búsqueda de la transformación integral de la sociedad que logre a través del trabajo la armonía y el desarrollo libre de todas las potencialidades del ser humano.

En frailes los orígenes se encuentran en dos Sociedades Obreras que se crearon una en los inicios del siglo XX, en 1919 fue la llamada “Amantes del Progreso” y que estuvo vigente hasta 1930. La segunda fue la llamada “Los Mártires del Trabajo”, creada en 1933. Tenemos noticias de la industria aceitera en la villa en el siglo pasado.  5 fábricas de aceite. Éstas almazaras las tenemos localizadas; dos de ellas son cooperativas “San Antonio” y “San Rafael”. Ésta última funcionó con gran armonía entre sus miembros, se les llamaba a la junta rectora “los apóstoles”; y las otras eran de propiedad particular: El molino de Custodio Valverde, Las Parras y Nuestra Señora de los Dolores. De ellas dos sobreviven en éstos tiempos revueltos de crisis económica y una rentabilidad bajo mínimos del aceite.

COOPERATIVA SAN ANTONIO

La Cooperativa de “San Antonio” se había creado en febrero de 1954. Un total de 32 socios crean esta cooperativa a fin de unir esfuerzos y fabricar aceite haciendo mas fácil la comercialización. Francisco Alcaide Tello será su presidente; Francisco Anguita García, el secretario; y Custodio Martín Castro, el tesorero. Los vocales serán: Antonio Pareja López, Antonio García Navero, Matías Romero Pareja y Amador Álvarez Ribeiro. El domicilio social lo tenía en la entonces llamada Avenida del Generalisimo, hoy calle Tejar, en el solar que anteriormente había ocupado una almazara y que en 1946 había comprado Matías Romero Pareja a un total de nueve vendedores entre los que había dos mujeres, María Cano Moya y Dolores Aceituno Anguita. El precio de la compra ascendió a 10.000 pesetas. Esta almazara- cooperativa existió doce años y conocemos su emplazamiento y dos de los presidentes que tuvo: el primero Francisco Alcaide Tello y en 1964 José Romero Serrano.

Aunque se había creado en el 54, la primera acta que conocemos es de 1958 año en el que la Junta Rectora estaba formada por:

Jefe: Francisco Alcaide Tello

Secretario: Francisco Anguita García.

Vocales: Custodio Martín Castro, Antonio García Navero, Matías Romero Pareja, Amador Álvarez Riveiro y Antonio Pareja López.

Las primeras actas hacen referencia a las revisiones de gastos e ingresos y pronto es secretario Vicente Romero Romero, y el número de socios va en aumento. Tenían un camión Marca Nissan que fue uno de los primeros que circulaban por nuestra Villa. A mediados del año 1960 es nombrado presidente Vicente Romero Romero que a los cinco meses dimite y le sucede en el cargo José Romero Serrano que será el presidente de la fusión con “S. Rafael”.

Contar a modo de anécdota como en 1962 se hacen obras en la fachada y tejados y se quiere también restaurar la imagen de san Antonio que al parecer había en la fachada. Además se pretende celebrar en el patio de la cooperativa la fiesta de san Antonio, se insta a los socios para que recojan su vela y asistan a la procesión en la que se pagó la música y se le “echaron unas docenas de cohetes”.

LOS INICIOS DE LA COOPERATIVA SAN RAFAEL

            El 4 de febrero de 1956 se creaba la Cooperativa y Caja Rural “S. Rafael” de Frailes, según consta en sus estatutos. Estaba formada por un total de 170 socios, de los cuales 19 eran mujeres. La junta rectora estaba formada por: un Jefe, Rafael Moya Alba; secretario, Antonio Alba Garrido que también era alcalde de Frailes. La función de tesorero era realizada por Juan Castro Garrido; y cuatro vocales cuyos nombres eran: Juan Castro Serrano, Luis Serrano Murcia, Joaquín Sánchez Cano y Manuel Serrano Baeza.

Los Estatutos se ajustaban a la ley de cooperativas de 1942, y sus objetivos fundamentales eran:

  • Molturación de la aceituna, almacenamiento y venta de aceite de los socios
  • Adquisición de aperos y maquinaria agrícola y ejemplares reproductores de animales útiles
  • Adquisición de abonos, plantas, semillas, etc…
  • Venta de los productos de cultivo
  • Puesta en cultivo de nuevos terrenos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El domicilio de la entidad se fija en la calle Tejar nº 4. Y según los estatutos la cooperativa constituye como sección dependiente una Caja Rural para el fomento y desarrollo del crédito agrícola.

La Rectora se reúne a finales de ese año, en el mes de diciembre, para tratar asuntos referentes al inicio de la campaña y la admisión de nuevos socios tema que se va a repetir y que van aumentando hasta llegar a casi 400 antes de la fusión con “San Antonio”.

El aceite se vende a “Carbonell y Cia.”. En estos primeros años la liquidación es a 3,20 el kilo de aceituna. Aunque las necesidades en la población frailera son muchas no se olvida el tema social y se ayuda a los damnificados de Valencia con 500 pesetas.

El año 1958 centra la actividad en la inscripción de nuevos socios, pero el mayor  grado de actividad llegará el año 1959 en el que ya había 323 socios y la cosecha se presentaba buena de tal manera que hubo que arrendar la fábrica de” Nuestra Señora de los Dolores” a fin de hacer la molturación a su debido tiempo. En el mes de mayo se produce una renovación de la rectora, debido a que su Presidente Rafael Moya había abandonado la presidencia.

La nueva rectora era:

Presidente: Juan Castro Garrido

Tesorero: José Garrido Garrido

Secretario: Antonio Alba Garrido

Vocales: Joaquín Sanchez Cano, Manuel Serrano Baeza, Juan Castro Serrano, Enrique Serrano Cano.

 

La llegada de Juan Castro a la presidencia supone un gran empuje para la almazara, pues desde el principio él había apostado fuerte por el éxito del cooperativismo en Frailes, pues según nos han contado la primitiva maquinaria con la que empezó a funcionar “San Rafael” era la que él tenía en su almazara de la calle Ancha, que fue trasladada a la calle Tejar para iniciar la molturación en el año 1956. Además de ponerle el nombre de “S. Rafael” en memoria de su padre.

La cosecha en el año 1959 debió ser muy poca pues ese año solo se muele en la fábrica de Nuestra señora de los Dolores, pero se reactiva la puesta en marcha de la Caja Rural a fin de beneficiar a los labradores en la obtención de créditos.

La buena marcha de las dos almazaras situadas en la calle Tejar hizo que el Ayuntamiento tomase la decisión de construir un nuevo puente para dar salida primero a las recuas de mulos y luego a los tractores y todoterrenos que traían las aceitunas al molino. Así en 1961 y en la alcaldía de Rafael Moya se construye este puente que costó 270.604,70 pesetas, y que se costeó el 80% por contribuciones especiales, en razón a los puntos que cada contribuyente tuviese asignados en la Hermandad de Labradores y Ganaderos, el resto por presupuesto extraordinario.

Picture10

En años siguientes se continúa con la admisión de nuevos socios y se deniega la propuesta del vocal Enrique Serrano Cano de hacer  dos montones de aceitunas las malas y las buenas. Como la producción iba en aumento se compra nueva maquinaria y en 1963 se vende el aceite a 35 pesetas.

Ese año se produce un cambio en la rectora que ha sido una de las etapas mas brillantes de la institución. Se mantiene el presidente, Juan Castro y entran tres nuevos vocales: Luis Serrano Murcia, Miguel Zafra Álvarez, y Gabriel Gallego Anguita; como secretario: José Miguel Gallego Zafra. Tal fue la eficacia en la gestión de los asuntos de la cooperativa que fueron conocidos por los “Apóstoles” debido a la buena sintonía en la rectora.

Esta época de mediados de los años sesenta del siglo XX viene marcada por el aumento de nuevos socios en su mayoría de los cortijos, así como la compra de nueva maquinaria, y también la puesta en marcha de la Caja Rural de la que se hará cargo Francisco Mudarra Mudarra. Además se pretende hacer una reforma de la almazara y se instala una cinta transportadora tanto para la aceituna como para el orujo, lo cual supondría un ahorro de mano de obra y mayor comodidad para los trabajadores.

En 1966 dimite de su cargo el que fuera el primer encargado de la cooperativa Antonio Romero Pérez y se nombra para el cargo a Francisco Mudarra Mudarra. Las ventas de aceite se realizaban a buen precio y esto hizo que la liquidación en el año 66 fuese a 34,20 pesetas.

Pero el gran acontecimiento de ésta época fue la fusión que se llevó a cabo a finales del año 1966 con la cooperativa “San Antonio”. El 28 de diciembre de ese año el presidente Juan Castro Garrido lee a la rectora el oficio presentado en las oficinas de “San Rafael” que no es otro documento que el acuerdo adoptado por la Junta Rectora de “San Antonio” en el que se comunica el acuerdo adoptado por dicha entidad de fusionarse con la cooperativa de “San Rafael”. Se dice además que todos los componentes habían presentado la dimisión y autorizaban a la junta rectora de “san Rafael” a realizar cuantas gestiones sean necesarias para legalizar dicha fusión.

La fusión se lleva a cabo en abril de 1967; la asamblea general que estuvo compuesta por socios de ambas cooperativas ratificó los acuerdos de fusión. Tras esta la rectora de “San Rafael” no cambia, pero se nombra como presidente de la sección de maquinaria al que fuera primer presidente de “San Antonio” a Francisco Alcaide Tello. Y comienza la andadura en unión de ambas almazaras que en realidad suponía la desaparición de “San Antonio” a favor de “San Rafael”.

Las campañas se van desenvolviendo sin grandes complicaciones y en 1968 se baraja la idea de crear una nueva sección ganadera para agrupar y encauzar las nuevas explotaciones ganaderas de los socios. Como el número de socios y la producción había crecido considerablemente con la fusión se compró la fábrica de “Nuestra Señora de los Dolores” a Ecequiel y Fermín Mudarra por el precio de 1.000.000 de pesetas, y también se ampliaron las instalaciones de la calle Tejar con la compra de casas aledañas y se inician los trámites para la construcción de una nueva almazara en el mismo solar que ya se tenía.

Se inician los trámites y en junio de 1968 se aprueba la mejor oferta para la construcción de las nuevas instalaciones que se adjudican a la empresa “Construcciones Chamorro SA” de Jaén. En julio las obras ya están iniciadas y sabemos que para estas fechas ya se contaba con 675 socios, y las tierras que tenía asignadas de olivar eran aproximadamente de unas 2.000 hectáreas; la producción media de la cosecha de aceituna se cifra en 3.000.000 de kilos.

Pero este año fue intenso para el movimiento cooperativo en la villa. En el mes de noviembre en la reunión de la junta rectora se estudia la petición de la rectora de la Cooperativa de Consumo “Santa Lucía” sobre pasar a depender a esta de “San Rafael” e instalar el molino y silos necesarios así como la panadería al servicio de los socios. Así se acuerda absorber la cooperativa de consumo en los términos que marca la ley.

Y continúa la buena racha… la sección de la Caja Rural de la Cooperativa pasa a la Caja Rural Provincial y desde ese momento pagará a la cooperativa el alquiler de las instalaciones que utilizaban como oficina. Era el año 1969, luctuoso para la cooperativa pues en el mes de junio moría su presidente Juan Castro Garrido tras 10 años de presidencia y que en palabras de la Junta Rectora “Hombre que puso todo su afán y entusiasmo al servicio y unidad de la Cooperativa y los hombres del campo”…

A los ocho días de su fallecimiento se nombra por unanimidad presidente a su hijo Rafael Castro Pareja que en el mes de agosto nombra a nuevos miembros de la junta rectora:

Presidente: Rafael Castro Pareja

Tesorero: Luis Serrano Murcia

Secretario: Antonio Romero Pérez

Vocales: Antonio Romero Mudarra; Luis Mudarra Navero; Custodio Garrido Cano; y Florencia Baeza Moya.

Creemos que es necesario recordar como a finales de este año de 1969 se cede provisionalmente el salón social de la Cooperativa, ya en las nuevas instalaciones al “Teleclub” de la juventud.

El año 1970 se inicia con la dimisión del presidente y dos de sus mas directos colaboradores: Luis Serrano y Florencio Baeza. Alegan razones de ocupación. Y se nombra nueva Junta rectora:

Presidente: José Garrido Garrido

Tesorero: Custodio Martín Castro

Secretario: Antonio Romero Pérez

Vocales: Antonio Arenas Moya; Luis Mudarra Navero; Antonio Romero Mudarra y Custodio Garrido Cano.

El primer acuerdo que toma la nueva directiva es la demolición de la antigua almazara de “San Antonio” a fin de instalar la cooperativa de consumo “Santa Lucía” en el solar; además se instalan tres silos en solares que tiene la cooperativa a fin de que sirvan de granero a los socios.

El primer libro de actas finaliza en 1972, iniciándose el segundo en febrero de 1972 y según se dice los resultados habían sido muy buenos de ahí que se continúe vendiendo el aceite a UTECO. Y además se amplia el personal uno para la sección de Consumo: José Gómez López y otro a la almazara: Miguel Garrido Romero. La Cooperativa estaba en sintonía con la sociedad frailera y se adhiere al homenaje que se le dio al médico don Fermín Medina Ibañez que con motivo de su jubilación se le concedió la medalla al mérito del trabajo que fue comprada por la Cooperativa.

En agosto se produce el fallecimiento del presidente José Garrido y se nombra a Antonio Romero Mudarra como nuevo “camarada presidente”. En ésta década se hacen obras de ampliación en la panadería y en el local de abonos, y se admiten nuevos socios: pero …la situación un tanto difícil por la cual atraviesa el aceite de oliva ya que se han reducido las ventas.” Por estas fechas el precio del aceite estaba a 80 pesetas.

En 1975 llega a la presidencia Antonio Garrido Romero que hace una declaración de principios afirmando que se entregará con empeño en el servicio de sus obligaciones por lo que se ofrece a colaborar con todos. Así también pide la colaboración de todos para que la labor sea mejor y más eficaz para el engrandecimiento de una empresa en la que se defienden los intereses de todo un pueblo.

Se instala una báscula en el patio con tiquet y se preparan unos nuevos estatutos para ajustarse a la ley, por estas fechas (1979) el precio del oro líquido estaba a 110,80 pesetas kilo.

Nueva década, la de los ochenta, y nuevo presidente: José Romero Serrano (Nov. 1979-  abril 1981). Durante su mandato se reforma la maquinaria, se arrienda una finca para verter los alpechines, se inician los análisis para ver el rendimiento que tiene la aceituna.

Picture12

En abril nuevo presidente Francisco López López, (abril 1981- junio 1982), que hace frente al problema de socios que se llevan las aceitunas a otras almazaras. Y siempre en sintonía  con Frailes y los Fraileros se cede el patio durante los días 8, 9 y 10 de agosto para celebrar la feria, era el año 1981.

En junio de 1982 es elegido presidente Miguel Vallecillos Gallardo, que también alquila el patio pero ahora para las fiestas de san Pedro en 30.000 pesetas. Se vendieron las prensas viejas, se aceptan nuevos socios de Los Rosales, Sevilla y Cueva Terriza. Por entonces estaba el aceite a 165,50 pesetas. En diciembre de 1983 una mujer llega a la Junta Rectora con el cargo de secretaria: Luisa Romero Garrido.

A primeros del año 1984 dimite Miguel Vallecillos, alega cansancio, pero la asamblea le pide de continúe; se sigue admitiendo a nuevos socios esta vez en su mayoría de Fuente Álamo. En 1986, se renuevan los estatutos y sale de la secretaría Luisa Romero dando paso a Francisco Rueda. Poco sabemos del final de la década de los ochenta, habrá que esperar a los noventa para continuar con la historia.

En 1991 sabemos que tenía 667 socios y que son apenas un centenar los que asisten a las reuniones de pleno. Ese año llega a la presidencia Antonio José García Cano que propone una serie de reformas en las instalaciones como nueva maquinaria y reformas en los patios tanto de san Rafael como en los patios de la de San Antonio. En esta década se van adaptando a los nuevos tiempos entrando en la era de la informática. En agosto de 1994 deja la cooperativa el encargado Miguel Garrido por enfermedad y aparece Antonio López como nuevo encargado. Año difícil fue este para colocar el aceite en el mercado, logran vender alguno a 450 pesetas. Y en estos años se constituye FAECA (Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias).

En 1999 se asiste a la desaparición de la Cooperativa de Consumo Santa Lucía. Se acerca un nuevo milenio y hay que estar preparado para los nuevos retos, y San Rafael se prepara para ello. El 21 de febrero se presentaron dos candidaturas para los cargos de la rectora y por vez primera una mujer presentaba su candidatura era Desposorio Serrano Garrido, pero obtenía la presidencia un hombre Francisco Rueda Contreras, que sería el encargado de llevar a la Cooperativa hacia el nuevo milenio y a la modernidad. Y lo hizo a lo grande preparando la construcción de unas nuevas instalaciones las que hoy se dispone, con algo mas de 10.000 metros cuadrados cuyo diseño se debe a Luisa María Ruiz Vilchez.

Y estas son las nuevas instalaciones en donde hoy se encuentra la Cooperativa San Rafael de Frailes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios en “LA SOCIEDAD COOPERATIVA SAN RAFAEL. SESENTA Y TRES AÑOS FABRICANDO ORO LÍQUIDO

  1. Enhorabuena a redactor@ por el buen trabajo yo algo sabia de la historia pero esto me a facilitado muchas casos que desconocia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *